lunes, 6 de junio de 2016

El Jogo Bonito no apareció en el Rose Bowl


El Jogo Bonito no se hizo presente en el Rose Bowl de Pasadena, California, ya que la selección de Brasil igualó sin goles ante Ecuador, escuadra que bien pudo quedarse los tres puntos, pero les anularon un gol polémico en el complemento, en su debut de la Copa América Centenario.

La jugada más importante del primer tiempo fue en favor de la Canarinha, cuando Willian desbordó por la banda derecha, dejando atrás a Walter Ayoví, el brasileño mandó un servicio al corazón del área chica para la llegada de Coutinho, quien impactó el balón de primera intención, pero el guardameta Esteban Dreer logró desviar el esférico.

El partido se tornó solamente de un lado, ya que la Verdeamarela se volcó al frente comenzando a llenar de centros el área de los ecuatorianos, aunque el cancerbero rival estuvo atinado para alejar el peligro de su portería.

Durante el segundo tiempo, el conjunto de la tricolor adelantó filas, lo que le permitió recuperar el esférico varios metros más adelante, obteniendo mayores aproximaciones de peligro.

La controversia apareció cuando los árbitros decidieron anularle un gol a Miler Bolaños, quien alcanzó un balón que se iba a línea de fondo rematando de primera intención a primer poste. Sin embargo, Alisson hizo un mal control de la redonda incrustando la pelota al fondo de las redes. La pifia del cancerbero no se consumó gracias al central, quien aseguró que el balón había salido antes del disparo del ecuatoriano.

Brasil casi conseguía el triunfo gracias a un servicio de Renato Augusto, para que llegara Lucas Moura, quien ingresó en el segundo tiempo, y peinara la pelota para desviar la trayectoria en lo que parecía el gol del triunfo, pero el esférico salió por un costado de la meta.