miércoles, 9 de diciembre de 2015

Barcelona empata 1-1 con Bayer Leverkusen

Con un tanto de Lionel Messi, Barcelona igualó 1 a 1 como visitante con Bayer Leverkusen, en un partido pertinente a la última data de la fase de conjuntos de la Liga de Vencedores de Europa. El equipo de L. E. ya se aseguró el primer puesto de la zona y desea cerrar invicto esta etapa, al paso que los alemanes procuran quedarse con el segundo puesto, que disputan con Roma y BATE Borisov, que chocan entre sí.

Con el Mundial de Clubes como objetivo inmediato, el conjunto dirigido por L. E. se presentó en el Bay Arena con una alineación integrada por múltiples jugadores que frecuentemente no son titulares, debido a la lesión de Neymar (padeció una rotura fibrilar en el adiestramiento del martes) y a que el entrenador prefirió reservar a L. S., A. Iniesta y G. Piqué.

Sin emergencias, la visita jugó el primer tiempo a media máquina, frente a un contrincante urgido por una victoria para aspirar a un sitio en octavos. Incluso de esta forma, tras un aviso por lado (para los alemanes, un tiro libre del turco Hakan Çalhanoglu que desvió Marc-André Ter Stegen; para los catalanes, un disparo de media distancia de S. controlado por Bernd Leno) el Barsa pegó primero: a los 19 minutos I. Rakitic filtró un pase milimétrico que rompió la defensa on-line del local, Messi enfrentó a Leno, lo dejó sentado y empujó a la red.


No obstante, los germanos se tomaron muy poco tiempo para restituir la parda por medio de un exjugador de Real la villa de Madrid. A los veintitres minutos, Çalhanoglu condujo por el centro y abrió a la izquierda para el desborde de Admir Mehmedi. El centro del suizo, tras un leve desvío en Çalhanoglu, halló en el punto del penal a J. Chicharito H., quien batió con un zurdazo alto a Ter Stegen.


Sin una superioridad avasallante, el Bayer se mostró más ambicioso en la segunda fracción del primer tiempo, se plantó en campo contrincante y expuso un juego minucioso, si bien carente de profundidad, con lo que Ter Stegen no pasó más sobresaltos en ese capítulo.

En el comienzo del complemento y a sabiendas de que sus chances de clasificación se difuminaban, el local redobló su busca y en el primer cuarto de hora dispuso de un par de ocasiones claras, primero por medio de un remate de Çalhanoglu que controló Ter Stegen y después con un codo con codo de Karim Bellarabi que conjuró con las piernas el guardameta, quien fue ampliando su figura.