martes, 17 de noviembre de 2015

Argentina derrota 1-0 a Colombia



Argentina consiguió en Barranquilla el triunfo que precisaba. Argentina venció 1-0 a Colombia con un tanto de Biglia en el primer tiempo. De este modo, el conjunto de Martino sumó de a 3 por vez primera en la clasificación para Rusia 2018 en su última presentación del año.

Biglia ya empujó el balón a la red y también comienza el festejo del tanto que dio la victoria a Argentina ante Colombia.

Barranquilla otra vez. La necesidad otra vez. Y otra vez la Selección reapareció en Colombia. Como en el ciclo de A. Sabella, la Argentina se paró frente a una prueba definitiva y se llevó los 3 puntos. Con una actuación contundente, con un primer tiempo en el que pudo ampliar la diferencia y una segunda mitad en la que supo soportar sin correr peligros, el equipo de G. Martino le ganó 1-0 al de J. Pekerman y respira más aliviado en las Eliminatorias. El tanto lo metió L. Biglia, entre las grandes figuras del equipo. Con esta victoria, Argentina consigue ganar por vez primera en el certamen y llega a 5 unidades.


La tabla de situaciones se ocupaba de poner a la Selección de G. Martino en una situación límite en la cuarta data de las Eliminatorias. De esta forma lo sabían jugadores y cuerpo técnico a pesar de la mejora que había mostrado el equipo ante Brasil. Era una final. Nada menos que en Barranquilla, ante más de 50 mil colombianos y con un calor sofocante.

De arranque, el equipo de Pekerman procuró imponer condiciones. Presionando arriba, con salidas veloces y triangulaciones de mitad cara adelante. El local presentaba un mediocampo con mucho juego por las bandas (Macnelly Torres, por derecha; James, por izquierda) y 2 delanteros potentes mas maleables (Teo y Bacca) para agredir a los centrales argentinos.

Mas enseguida Argentina se acomodó. Con Biglia y Banega marcando la línea de defensa y copando el medio. A los 12 minutos, Di M. escaló por izquierda, sacó el centro al medio para la llega de Higuaín, que no pudo darle con solidez y la pelota salió por arriba. Informaba el equipo del Tata.

Y a los 20 llegó el 1-0 con una salida veloz, tal y como había ocurrido en el tanto contra Brasil. Cortó Biglia, descargó para Banega y escaló. El exNewell's aguardó el instante justo para habilitar a Lavezzi. Centro al medio y tanto de Biglia que llegó para llenar la jugada.

El tanto calmó a Argentina, que tuvo dos chances para meter el segundo frente a una Colombia confusa. El local solo tuvo una ocasión, tras un fallo en la defensa argentina: Funes Mori cabeceó cara atrás para Romero, que había salido en pos de la pelota, y quedó descolocado. Mas el arquero consiguió meter el manotazo inmediatamente antes de la llegada de Bacca para empujarla. Poco y nada para los de Pekerman en un primer tiempo que fue de mayor a menor.

En cambio Di M. tuvo una muy clara para estirar el beneficio. Fideo corrió 40 metros, tras un buen toque de primera de Higuaín, encaró al arquero y definió cruzado. La pelota salió besando el palo izquierdo de Ospina.




El calor comenzó a jugar su partido en el segundo tiempo. Y el equipo de Martino procuró ahorrar los sacrificios. Toques cortos, equipo sólido. Con el triángulo Mascherano-Biglia-Banega bien cerca.

Pekerman mandó a la cancha a Muriel, primero y a Cardona después. Y Colombia comenzó a dominar el partido. Sin lujos, sin muchas ideas, mas se hizo dueño de la pelota y se llevó puesto a su contrincante contra el arco de Chiquito Romero.



Jamás pasó sobresaltos Argentina. Se apoyó en un trabajo sólido de los 2 marcadores centrales que sacaron todo y consiguió sostener la pelota lejos de su área con las buenas combinaciones de los mediocampistas. Allá estuvo la clave del triunfo. Los volantes argentinos cumplieron una labor perfecta, ganaron el duelo en el medio y administraron el ritmo, algo clave para apagar el fuego colombiano.

Dybala, que entró por Higuaín, tuvo un par de ocasiones claritas para el segundo. En la primera la mandó a guardar mas el línea cobró una situación adelantada inexistente; y en la segunda definió con un buen giro frente a la salida de Ospina y la pelota pegó en el palo.

Fue un triunfo con autoridad. Tan justo como preciso. Que debió haber sido con más calma, es cierto. Mas con actuaciones individuales enormes como las de Biglia y Banega; con aportes valiosos como los de Funes Mori, Mercado y Dybala, que entró y tuvo sus chances. 3 puntos que van a hacer parar de mirar la tabla para enfocarse en prosperar, ahuyentar espectros, finalizar de hallar la idea y mirar el futuro con otros ojos.